Páginas

domingo, 19 de junio de 2022

LOS ENIGMAS DE LA CUEVA DE LOS HUESOS

INTRODUCCIÓN:
Este relato se corresponde más a una exploración de gabinete que de campo, aunque hayamos ido varias veces a la cavidad. Esta cueva ya había sido explorada y topografiada por nuestro grupo y al parecer por muchas personas antes.
Topografía realizada en 2011 por el Colectivo Alto del Tejuelo
 
A principios de julio, dando un paseo por Bordillas, fuimos a ver la Cueva de los Huesos. Y ahí estábamos, mirando cado uno una mancha negra de la pared a la que antes no se había prestado atención.
Volvimos a las pocas semanas a visitar la cavidad, pero con calma, al completo, con topo y con intención de detenernos el tiempo necesario para observar y recopilar información, ver cada pequeño detalle.
Una vez ordenado el material nos pusimos en contacto con varios compañeros que pudieran informarnos respecto al “hallazgo”. Todos coinciden en que hay que verlo in situ.
     Ubicación de las marcas localizadas
CONVERSACIONES:
----------------------------------------------------------------
21 JULIO 2021
     M. Gisbert: “Alguna igual son tizonazos de antorcha, pero otras parece que delimitan algo o son parte de alguna figura. Solo con fotos es difícil. ¿La cueva está cerca de alguna con restos? Visteis fragmentos de sílex o cerámica”
“Te adjunto unos pdf sobre lo que te comenté sobre cuevas con el denominado arte esquemático-abstracto. De otro libro, te adjunto un plano general del valle del Miera y dos cuevas que no salen en ese mapa”
Recibimos bastante documentación y leemos con gusto varios artículos:
- En torno al llamado “Arte esquemático-abstracto”: A propósito de unas fechas de Covalanas.
VELEIA, 20, 2003
Marcos García Diez y Manuel R. González Morales.
- Altamira. Revista del Centro de estudios montañeses. Tomo XLV.
----------------------------------------------------------------
     23 julio 2021
     Pablo Solares: “¡Buenas, Afri!
Pues la verdad es que no sabría decirte. Parecen más tizonazos que pinturas. Pero los tres puntos me mosquean... Carburadas no parecen...
¿Se llega en horizontal o hay pozos? ¿A qué altitud está la boca?
Si quieres puedo pasarte el contacto de Manolo Glez Morales, el anterior presi de la fede cántabra, que es catedrático de Prehistoria ahí en Santander.
Se las voy a enviar a Alberto Martínez, un arqueólogo que se federa en el Escar. Hizo su tesis sobre arte rupestre, a ver qué me cuenta...”
     Alberto Martínez: “A la primera güeyada...parecen trazos de carbón, pero sin forma... ahí en Cantabria se ven mucho en cuevas...suelen ser medievales
Como tou hay q velo en directo”.
--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
DESCRIPCIÓN DE LA CAVIDAD:
Esta pequeña cavidad horizontal, se encuentra en el valle de Bordillas a 642 m. de altura, al borde de un camino. Hecho que puede ayudarnos a entender algunas cosas, por el transito que implica.
Esta cueva cuenta con tres bocas de entrada:
- La primera, es la que utilizamos nosotros, se encuentra al lado de un camino, es horizontal, tenía una puerta tirada en el suelo que se levantó al encontrarla y aparecen unos números, que no sabemos a qué hacen alusión en un recuadro.
- La segunda se encuentra en una pequeña dolina y está parcialmente tapada por piedras que forman un pequeño murete, de manera artificial.
- La tercera es un pequeño pozo a pocos metros de la entrada principal.
Según entramos, encontramos un pequeño meandro a la izquierda. Si seguimos avanzando por la galería enseguida llegamos a una sala donde una chimenea realiza un importante aporte de agua, y donde se ha tallado una especia de pila creando una cómoda fuente.
Continuamos avanzando y encontramos en la pared derecha una enorme mancha de tonos rojos en la pared. Ahí la cueva se bifurca apareciendo un ramal a la izquierda.
Continuando por la galería principal, a la izquierda más manchas rojas, el techo va bajando y se progresa de forma ligeramente ascendente, aparece una zona con construcciones hechas con piedras a modo de pequeños vivacs o refugios.
Continuamos y llegamos a la segunda boca, la de la dolina.
Si avanzamos por el ramal de la izquierda posterior a la fuente, encontramos gran cantidad de huesos en el suelo y alguna pequeña gatera lateral.
Esta galería acaba en una escalada final con bloques y sin continuidad. A lo largo de toda la galería encontramos incontables marcas negras en la pared, rayas, puntos y diferentes tipos de trazos.
Diferentes marcas en negro
VISITA CON M.G.
El paseo por Bordillas, siempre agradable, luce especialmente bonito con los colores y luces del otoño. Miguel Ángel Gallego nos enseña cuevas y cubillos durante la aproximación, mientras nos cuenta historias de las exploraciones.
Llegamos a la cueva y a M. le inquieta que haya una puerta, pero tras decirle que la cueva tiene otras dos entradas sin rejas parece que su inquietud se convierte en incomprensión y curiosidad, tenemos delante un nuevo misterio.
Ya dentro de la cueva vemos distintas muestras de carbón y al M.G. le llama la atención la cantidad de huesos del suelo, algo que le resulta realmente interesante y todo un misterio. Al parecer hay varios osos cavernarios y restos de grandes herbívoros como podrían ser uros.
Respecto a las paredes su teoría apunta que podrían ser tizonazos propios de la Edad Media. Al parecer aparecen en más cuevas de Cantabria y las dataciones revelan que dejan de darse en este periodo probablemente por la aparición de las velas.
Las manchas rojas que apreciamos en la pared parece ser que son debidas a antiguas hogueras, el calor provoca cambios en las paredes apareciendo esas tonalidades y provocando la descomposición de la roca, por lo que vemos bajo estas manchas pequeños bloques en el suelo.
Entre todo esto hay cosas que continúan llamando la atención y siendo misteriosas. Hay un trazo negro distinto de los demás y aparece calcita por encima de las aparentes hogueras, lo que podría ser indicador de gran antigüedad.
Con algunas cuestiones resueltas y muchas nuevas preguntas salimos de la cueva y retornamos tranquilamente.
CONCLUSIONES:
Ya en casa empezamos a recopilar información. M.G. nos cuenta lo siguiente respecto al misterio de la puerta de la cueva:
 21 de noviembre, 2021
 “Ya he verificado que la puerta la puso el entonces encargado de la conservación de las cuevas, tras las denuncias en Cultura por parte de un veterinario de Liérganes.
Nunca más se ocuparon de ella. El lunes me dan más datos.
Por lo que he podido ver, tampoco figura en los inventarios de Patrimonio Arqueológico”
También nos hace referencia a la página web donde podemos comprar las escalas de fotografía. strati.es
----------------------------------------------------------------
M.G. sigue investigando mientras los aficionados nos dedicamos a descargar y retocar las fotos del finde. Recibimos un correo con nuevas noticias:
 22 de noviembre, 2021
 “He revisado los datos que tenía del inventario arqueológico y sí que aparece (ayer la busqué erróneamente por San Roque de Riomiera, pero pertenece al enclave de Calseca, que es el municipio Ruesga). Aparece en el inventario como “Cueva de los Osos de Burdillas” y describe lo que hay dentro, incluyendo los restos de osos y las marcas negras. Supuestamente hay una topo, a la que no puedo acceder, y unas coordenadas que la sitúan a unos 150 metros de donde está en realidad (mejor…). Curiosamente, no hablan nada de que hay otra boca, así que sospecho que quien hizo la ficha hablaba de oídas, pero tampoco menciona bibliografía al respecto. Voy a seguir haciendo averiguaciones y os mantengo informados.
Un saludo,
M.G.”
----------------------------------------------------------------
Dándole vueltas al asunto de las manchas rojas de la pared producidas por los fuegos nos surge una pregunta que pasa a respondernos M.G.:
 23 de noviembre, 2021
 Arturo: “Ayer nos acordábamos de las manchas rojas de la pared producidas por el calor de haber tenido fuego debajo y nos surgió una duda...
¿Con el paso del tiempo se ha borrado todo resto de hollín en el techo o el fuego se hizo con una fuente de calor que no produjera carbonilla?”
 M.G.: “Si os fijáis bien también se veían manchas negruzcas sobre la roca. El negro de humo sobre la pared a veces se conserva mal por la humedad de la roca, que lo lava.”
Cuando ya salíamos de la cueva, fijándonos en el suelo de debajo de las manchas rojas de la pared, vimos que había huesos con capa de calcita por encima, lo que sugiere una cierta antigüedad. Me gustaría hacer fotos al detalle y observar con detenimiento esas zonas, ahora que sabemos el origen de dichas manchas.
--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
DESENLACE:
Poco tiempo después, en casa, leemos el siguiente texto del Boletín Cántabro de Espeleología Nº10:
“La Cueva de los Osos, situada en el inmediato enclave de Calseca y provista de verja, fue vaciada en parte, con fines desconocidos de su yacimiento pateontológico en fecha no determinada, aunque antigua. Hacia los años 60 ó 70 del presente siglo fue sondeada y provista de verja. En Nuestra visita, en los años 80, la verja se encontraba ya completamente abierta, situación en la que actualmente continua.”
Con todo esto damos por zanjado el asunto, parece ser que la cueva no ha despertado demasiado interés paleontológico o arqueológico, pero quizá algún día tenga valor etnológico, por ejemplo.
Poco después dando otro paseo por la zona entramos a visitar una pequeña cueva y…
Continuará…
Queremos dar las gracias a todas las personas que nos han ayudado con esta aventurilla, bien facilitándonos información, bien acompañándonos a la cavidad.
Texto: África Márquez y Arturo Martínez
Fotos: África Márquez, Arturo Martínez y Miguel Ángel G.

lunes, 13 de junio de 2022

2022-06-11/12 Escalones a favor de obra

El fin de semana comienza con retraso y empezamos a andar el sábado sobre las 9:30 de la mañana.
Hay que ver lo bonito y verde que es Cantabria, cuando se ve, no como en esta ocasión que la niebla y el agua aproximan con nosotros.
Tras una hora y media llegamos a la boca de la cueva por la que accederemos al S.A.T. en esta ocasión. Nos esperan 220 metros de pozos, así que hay que trabajar “a favor de obra” para poder “estirar el espagueti”.
“Qué bien se va por la cueva con las botitas de alpinismo”, tan bien, tan bien que antes de llegar al nido de material ya estamos explorando. Topografiamos la escalada de Donde Enrique que nos conduce a una pequeña salita donde dicen que hay violines. Vemos que desde allí hay posibilidades de continuar la escalada, pero para otro momento.
Las botas de alpinismo y nosotros cuatro vamos al siguiente objetivo, uno de los pozos que encontró Miguel en la anterior entrada, un pozo entre bloques, como todo, que es entre bloques y que se cierra, como no, entre bloques. A mitad de pozo una ventana nos lleva de vuelta a la galería principal. Queda desinstalado y topografiado.
Qué bien, qué bien las botas de alpinismo para los bloques, es hora de volver a casa, inventario en el nido de material y llegamos al vivac, con sus típicos quehaceres de por la noche y sus quehaceres de por la mañana.
De salida aprovechamos a añadir una cuerdita para uno de los pasos entre pozos como nos había sugerido Miguel hace poco. Y ya casi en la boca resulta que “pasamanos es un pirata malo”.
Una vez más agradecer a la cueva lo bien que se ha portado con nosotros. Hasta la próxima.
Participantes: Cristian San Pedro, Gabriel Pomares, Arturo Martínez, África Márquez
Fotos: Gabriel Pomares, Arturo Martínez
Texto: África Márquez

lunes, 9 de mayo de 2022

2022-05-08 cambio de la cuerda de entrada

Hoy nos tocaba a Gabri y a mi solos, Pascu y Sancha tenían que estar para comer en Burgos y no nos podían acompañar, y nosotros tampoco nos íbamos a liar mucho que había que volver a Madrid.

Y qué mejor que un domingo así tonto para cambiar una parte de la instalación de los pozos de entrada.
Íbamos a llevar la última parte de la instalación hasta la base de los pozos por otra parte que fuera más cómoda y nos evitará una rampa de piedras un poco delicada y tener una bajada más directa.
Pues nada, manos a la obra y en no mucho tiempo ya habíamos modificado la instalación y parece que ha quedado bastante mejor y más cómodo de los estaba. Ahora será más seguro y más cómodo bajar hasta la base de los pozos.

Participantes: Cristian y Gabri
Texto: Cristian
Fotos: Cristian

2022-05-07 todos apunta!!!!!

Nos levantamos a tope, más a tope que nunca además, con las buenas noticias del finde anterior, nada podía salir mal.
Íbamos a tirar todo el equipo para punta, unos iríamos primero instalando y ratoneando (Gabri y Cristian) y otros irían haciendo topo y dibujo(Sancha y Pascu), al final nos juntaríamos en ciertos puntos clave.
Pues ya dentro y con los pozos de la torca descendidos, en la sala donde comienza el meandro allí estábamos los cuatro, pues como habíamos planificado Gabri y yo tiraríamos para delante siguiendo los pasos, cuerdas y penurias que habían pasado nuestros compis la entrada anterior.
El primer objetivo era encontrar la cuerda que había dejado Alboroto la entrada anterior madejada en la cabecera, y el segundo objetivo y primordial era sobrevivir y no atascarse en ningún lugar, que pasos, que velcros en la roca, y que cosas más desagradables, ya entendí el por qué salieron los compis la entrada anterior como salieron. Venga a pasarnos sacas, ¡Vaya, ahora no quepo yo!, ¡Vaya, ahora no cabes tu, toma la saca otra vez, pasa tu, no, paso yo, trae saca! y así un rato, hay que decir que al final se hace hasta divertido, no queda otra.
Encontramos la cabecera con la cuerda madejada, descendimos y seguimos el meandro dirección este, ya que dirección oeste no seguía, además era la dirección que teníamos que seguir. Parece que se ensanchaba el meandro por momentos y era más fácil progresar, incluso se podía progresar por la parte superior e inferior, pro era un espejismo de momento, otra vez estrecho y con muchas curvas que hacia su progresión muy complicada.
Llegados a un punto, por la parte inferior era imposible continuar, había bastante aire, ¡No me jodas, joder, hay que mirar, esto tiene que seguir, hay demasiado aire!, el meandro subía mucho, así que decidimos progresar por la parte superior, y efectivamente, ahí estaba “el paso”, después de trepar el meandro unos 5 metros hacia su parte superior. “El paso”, claro, no iba a ser un regalo, otra zona que no se podía pasar, una piedra en medio no permitía el paso, pues nada, maza en mano y a quitar eso de ahí que sopla un aire del carajo y parece que continua hasta donde la vista me deja ver.
Después de un rato quitando esa piedra y otras que no permitían progresar pasamos ese paso con mucho cuidado y con mucha calma, porque era estrecho de pelotas y nada ¡De puta madre, esto sigue!, pero clro…., 3 metros más adelante el ya famoso paso del lagarto, otra estrechez que no me daba ninguna confianza, así que como venía el grupo topo ya pisándonos los talones, el gran Pascu se ofreció y paso el paso del lagarto, ¡Que tío, vaya pelotas….!.
Participantes : Sancha, Pascu, Gabri y Cristian.
Texto: Cristian
Fotos: Cristian

lunes, 2 de mayo de 2022

2022-05-01 Equipo topo, cerrar poligonal 3/3

Equipo topo, cerrar poligonal (Sancha , Cámara y Cristian).
Hoy iba a tocar terminar unas cosas pendientes con el comandante sancha y el joven cámara, mientras otro grupo formado por Jose y Alboroto se iban a meter al meandro desobstruido el día de antes que tan buena pinta tiene.
Día bonito y sin mucho calor en un momento estamos en la boca cambiándonos y preparando los aparejos.
Nosotros (Sancha, Cámara y Cristian) íbamos a topografiar una zona que la vez anterior no se topografio correctamente debido a un problema técnico con el Poni, vaya por dios, otra vez a entrar a la zona embarrada y a ponernos de barro hasta los dientes.
Fuimos topografiando y dibujando toda esta zona hasta cerrar la poligonal con una sala que nos encontramos más adelante según vamos bajando los siguientes pozos de la torca.
Como anécdota, al tener solo un taladro, y lo tenía el otro equipo que se había metido en el meandro, nos llevamos maza, mandril y tacos de toda la vida, necesitábamos bajar a la sala antes mencionada para cerrar poligonal y teníamos que meter mínimo dos tacos para bajar de una forma seguro según nuestras previsiones. Al llegar allí a la zona, vimos que no iban a ser dos tacos e iba a ser alguno más, jóvenes e inexpertos y acostumbrados a los elementos mecánicos y modernos, igual para poner tantos tacos manualmente se nos hacía de noche, pues se nos ocurrió tirar desde arriba a la base de la sala, un gran hito de color azul, la saca del Cámara, era lo más operativo y nos iba a llevar menos tiempo,(llegamos a esta conclusión después de poner un taco) así para cerrar la poligonal el punto de topo iba a ser la saca del Camara llena de piedras, y así fue, funciono a la perfección.
Volvimos sobre nuestros pasos desinstalando todas las instalaciones que nos daban acceso a esta zona de barro, y dejando esta parte como cerrada y terminada. Seguimos bajando pozos hasta llegar a la sala y allí estaba, la famosa y valiente saca azul llena de piedras que voló 20 metros desde el techo de la sala hasta la base de la misma, nuestro maravilloso punto de topo.
A los 10 minutos aparecieron en la sala nuestros compis, saliendo del meandro magullados, con monos rotos y camisetas rotas, parecía que no había sido muy agradable la estancia, pero traían muy buenas noticias, el meandro seguía y con muy buena pinta, además en la dirección correcta.


lunes, 14 de marzo de 2022

2022-03-12/13 Primera entrada escalones marzo 1/2

De vuelta a la torca de Escalones, que maravilla de colosales dimensiones.
Viernes ya de noche, jarreando de una manera que no daba crédito, al resguardo en la carpa de bar Marcos preparábamos Gabri y yo (Cristian) las cosas mientras esperamos al comando humo(Sancha, Pascu y Camara).
Decir que Gabri es la primera vez que explora en el sistema y la verdad que no creo que sea última, parece que le ha maravillado.
Parece que paraba de llover un momento y ya con el comando humo allí y con casi todo listo cogemos pista para arriba, “¡Venga que nos libramos del agua!”, que ilusos nosotros los jóvenes…, salir de la furgo y a llover en horizontal. Menos mal que ya estábamos más que mentalizados de esto.
De noche, lloviendo y con poca visibilidad en algunos momentos, llegamos a la boca empapados y en tiempo record, como te hace volar el agua.
Sobre las doce de la noche llegamos al vivac sin prisa pero sin pausa, descargamos las pesadas sacas repletas de material y juguetitos. Y venga si, ahora sí, vamos al lio, esa cena que no falte que va a sentar “MOLTO BENE” y a planificar grupos y horarios para la jornada de mañana.
Un grupo, formado por Sancha, Pascu y Camara, irá a bajar unos pozos entre bloques bástate interesantes, ya que hay corrientes de aire por toda esa zona, y el otro grupo formado por el servidor y Gabri irá a hacer una escalada situada en “donde Enrique” que se quedó a medias la última entrada con los madrileños, esta escalada tiene su intereses especial, ya que por poligonal está cerca de la zona de cañones, y sería muy interesante poder acceder a la zona de cañones desde este lugar, ya que nos ahorraría tiempo y esfuerzo a la hora de ir a los cañones por la vía habitual y normal que estamos accediendo. 
Sobre las 10 de la mañana salimos del vivac con los grupos ya organizados, en cuanto a la escalada, el señor Gabri se dispone a asegurar y yo tiro para arriba, a los lados hay muy buena roca, pero por el medio es sedimento, barro y roca muy suelta, hay que andarse con mucho ojo para no liarla ya que toda esa zona hay que pisarla. Empezamos en la zona superior donde nos quedamos en la escalda anterior, después de escalar esos 10 metros sin ninguna dificultad, quitando la problemática de las piedras y tierra suelta que teníamos en la escalada que se precipitaban hacia la parte baja de “Donde Enrique, se llega a un balcón en la parte superior, se instala todo en fijo para que Gabri puede acceder y desde ese balcón se ve una sala de una dimensión media, con el suelo a unos 10 metros aproximadamente desde ese balcón, pues venga, “Dale caña Torete, que es robado” herramientas para Gabri y a bajar a esa sala.
La sala tiene alguna formación muy curiosa, predomina el color blanco en la mayoría de la sala y también se ve una gran chimenea con un hueco en su pate superior a unos 20 metros de su base, ya valoraremos si es interesante o no después de la topo. Además hay un hueco pequeño, que al acceder por ahí damos directamente al inicio de la escala, justo en la parte inferior de Donde Enrique, y claro, “vaya, vaya, vaya, hemos llegado al mismo sitio”. Incógnita interesante descartada a falta de ver si interesa escalar la chimenea de 20 metros. Dejaremos todo instalado para próximas entradas.
Con nuestro cometido cumplido nos disponemos ahora a ir a la zona donde está el otro grupo para ver como llevan los trabajos y ayudar en los que podamos.
Pasamos por el nido de material y cogemos algo más por si nos hiciera falta, ya que nos habíamos comido ya todo el material en los trabajos anteriores de la escalada, y también aprovechamos para comer algo.
Después de 30 minutos o una hora aproximadamente llegamos al encuentro con el otro grupo a “grito pelao”, ¡PRIA PRIA PRIA PRIA!.
Texto: Cristian
Fotos: Cristian