Páginas

jueves, 8 de octubre de 2020

5-6 SEPTIEMBRE 2020 CAMBIO DE CUERDA

Participantes: Kiara, Moni, Manu, Alboroto y yo (Almu)

La emoción, flota en el ambiente, la noche del viernes  Mónica y Kiara  disfrutan de esa expectación que proporciona  la primera entrada a una cueva de esta envergadura   , por mi parte la emoción es similar, hace ya mucho tiempo que  no duermo en ese saco que me ha acompañado en tantos  buenos momentos en el vivac, esta entrada me da la oportunidad de retomar algo que deje apartado hace algún tiempo. 

Se prevé una entrada tranquila, el trabajo a realizar es el cambio de cuerda del pozo de entrada y en algún otro lugar necesario, pasamanos y demás.

El sábado por la mañana entramos, Alboroto va sustituyendo la cuerda y nos hace la bajada al grupo mucho más amena al poder disfrutar el descenso  por cuerda nueva, comemos en el vivac y por la tarde nos acercamos a otras zona a empezar algún otro trabajo.




lunes, 28 de septiembre de 2020

26-27 septiembre Curso socorro

Durante el fin de semana otro compañero del Proteus estuvo recordando los básicos del espeleosocorro, contrapesos, polipastos, polifrenos, tirolinas, movimientos de camillas..., unas fotos para ver las practicas realizadas. anteriormente también realizamos una reunión vía ZOOM para afianzar unos mínimos conocimientos antes de las practicas




















https://m.facebook.com/story.php?story_fbid=396717868391431&id=105628720833682

lunes, 21 de septiembre de 2020

Vuelta a la C913

Participantes: Arturo Martinez, Alberto Tubilleja, Africa Marquez y Cristian Sampedro.


Pues volvemos a la cueva después del confinamiento y de varios meses sin ir por allí, a ver cómo estaba la casa después de tanto tiempo sin visitarla.
Un viernes algo fresco, el del 25 de septiembre para ser exactos, con ritmo caribeño y tranquilidad, ya que íbamos bien de tiempo, cenamos algo en Bustablado que ya había ganas de comer.
Preparación de petate, repartir comidas y logística, al coche y pista para arriba.
Con las espaldas cargadas y vara en mano comenzamos a caminar y oír a lo lejos truenos, no molaba nada el tema. Y efectivamente, a los 20 minutos de estar caminado empezó con 4 gotas y siguió con una chupa de agua durante 1 hora interminable, todo curte decía papa.
Llegamos bastante mojados pero no tanto como parecía que íbamos a llegar, yo por lo menos.
Nos vestimos de romanos y a bajar los pozos hasta el vivac, revisando bien las cuerdas y el estado de instalaciones, ya que se llevaba tiempo sin ir.
Una vez llegamos al vivac disfrutamos de algo caliente entre pecho y espalda, y al saco a descansar que el sábado iba a ser un día largo.
Sábado "in the morning" nos levantamos a una hora prudencial para dormir las horas correspondientes, desayuno, cafelitos y a prepararse para ir hacia la sala sin paredes que esta donde cristo perdió el mechero.
De camino cogimos material de los nidos por lo que pudiera pasar, y en cuanto a los trabajos los íbamos a realizar por aquella zona, exactamente por debajo de la sala sin paredes.
Revisamos algunas zonas por allí cercanas, una de ellas volvía a salir a la sala sin paredes después de alguna zona estrecha y caos de bloques.
Otra zona tenía mejor pinta, donde se quedó el último punto de topo, seguimos topografiando y colocando reflectantes, llegamos a una sala de techo bajo y no muy grande en la que vimos dos direcciones, ahí se quedaron los dos últimos puntos de topo.
Después de terminar la jornada por esas nuevas zonas inferiores a la sala sin paredes, comimos algo para cargar pilas y que la vuelta al vivac fuera más amena.
Cenita rica en el vivac, acompañada con una botellica de vino cortesía del señor Tubi… que bien sabe todo bajo tierra. Unas charlas y los cafés y al saco a descansar.
El domingo lo dedicamos a hacer inventarios de lo que había en el vivac y a salir al exterior, menos mal que cuando llegamos fuera el tiempo no era el mismo que cuando entrabamos el viernes.
Fin de semana completito y de reencuentros con la cueva después de bastante tiempo.




lunes, 31 de agosto de 2020

C949 con nuestros compañeros madrileños

Como ya describen nuestro compañeros madrileños, nos juntamos para poder revisar algunas incógnitas e ir preparando las siguientes entradas a la cavidad, las fotos preciosas y la compañía inmejorable, lo único, algún que otro contratiempo.



https://torcadelrioperdido.blogspot.com/2020/09/memoria-agosto-2020.html?m=1

domingo, 2 de agosto de 2020

Proteus en Lecherines

En Julio un miembro del Proteus acompaño a varios miembros del CEA en la preparación de la campaña que en verano realizaría el Grupo, durmiendo cada noche en un vivac diferente y dejando montado un cuarto en la punta actual de exploración, salimos con una gran ilusión de conseguir la ansiada conexión del BASTE con el sistema Lecherines. Aquí os dejamos unas fotos de lo que fue.

jueves, 16 de julio de 2020

Trabajos durante la campaña verano 2020

30 Junio a 2 de julio 2020

Participantes: Cristian, Álvaro de la fuente y África Márquez

    Todo comienza la tarde del 30/06/2020.

    Alboroto (Presidente, presidente!), en esta ocasión conocido como Mitch Buchanan, Cristian, en esta ocasión conocido como Ampare y Afri, en esta ocasión conocida como Afri nos disponemos a entrar al Sistema Alto del Tejuelo.

    Llegamos al aparcamiento y tras comprobar que no todos los participantes teníamos todo lo necesario para entrar, solventamos el incidente y Gorka, David V. y Nano nos acompañan a la boca ayudandonos con las pesadas sacas. Durante la aproximación Nano es el encargado de recordar a Afri que vamos a un pozo de 200, por relajar un poco el ambiente.

    Comenzamos a descender el pozo comprobando que el estado de alguna cuerda es fácilmente mejorable y llegamos al vivac a una hora perfecta para cenar.

    El miercoles 01/06/2020

    Llega el momento de pasar a la acción, nos dirigimos a la zona de Riviere des Nanas donde tenemos como opción A, un pozo y como opción B una escalada, a falta de comodín del publico os quedamos con la caja que hemos venido a jugar y los afortunados en el sorteo de hoy son Mitch Bucanan al taladro, Ampare al Disto y Afri a la libreta. 

    Comenzamos por la opción A, el pozo es un muy amplio y con un considerable chorreo, llegamos a la base y tras descender un pequeño resalte una salita nos conduce a unos bloques que tras superar por la parte de abajo nos lleva a un precioso meandro lleno de moon milk, sitio estrechamente cómodo con sus resaltes y desfondes. Aquí llega el momento de concluir la labor del día. 

    De camino al vivac nos desviamos para visitar uno de esos sitios de indescriptible belleza que esconde la cueva y tras deleitarnos con las curiositas maravillas del rincón continuamos el retorno

     El jueves 02/06/2020 

    Nos dirigimos al pozo de la base de los pozos que continúa con otro pozo. Unos bloques extrañamente colocados, frio y una estrechez de las que obligan a sacar la maza hacen las delicias de la jornada. Cuando llegamos a la base del pozo que hay después del pozo de la base de los pozos Mitch Buchanan comienza una fluida conversación con los que visitaron la zona anteriormente y con su propia instalación, mientras Afri hablaba con su dibujo y Ampare descubría que en las etiquetas de topo también se llama Ampare. Superado el momento jaula de grillos continuamos con la exploración por un meandro de techo bajo a veces estrecho y otras no tanto, unas tumbados, otras de rodillas y las menos de pie. Llegamos a una pequeña sala y tras subir un resaltillo de unos dos metros vemos como todo acaba en otra pequeña sala. Es el día de salir y sin prisa pero sin pausa comenzamos a subir el pozo del pozo de la base de los pozos y poco a poco vamos saliendo de la cavidad entre desinstalaciones, inventarios, tragos de agua y cientos de ingeniosos libres con animales mágicos como la cochinilla o el cocodrilo del Pisuerga.

    Ya en la calle, el día está bastante desapacible, llueve y todavía nos queda la subida hasta los coches que la hicimos con el mismo estilo de quien sube el Everest. Eso si allí nos reciben quienes nos acompañaron en la entrada y nos sorprenden una maravillosa cena preparada. Solo se les puede querer.



lunes, 13 de julio de 2020

Campaña verano 2020 en la zona Proteus. Espeleo COVID.

 

26 junio – 5 julio, Bustablado, Cantabria

 
                
    Este año íbamos a preparar una gran campaña en la que se involucraba un montón de gente que siempre hemos ido de la mano de otras personas. Como siempre pasa, tenía que haber algún pero, este año ha sido el COVID. Con la incertidumbre de si se podría o no se dejó todo por que la cosa no iba a estar clara hasta el último momento y, cuando se empezó a ver un poco la “luz al final del pozo” decidimos preparar una campaña de trabajos exteriores (prospección) y de trabajos menores que siempre se terminan quedando pendientes.
    Con todo nos pusimos a idear un plan para maximizar y rentabilizar la asistencia y el tiempo de los asistentes. Una campaña de 10 días sacada a última hora significaba una asistencia irregular de gente durante diferentes días.
    Los participantes en tan grato evento han sido: Gorka (que ha formado parte de la organización y nos ha deleitado con sus dotes culinarias – GRACIAS IDANIA, TUS PLATOS ESTABAN BUENÍSIMOS – ), Pascu, Cristian (que también ha formado parte del grupo organizativo), Sancha, Cámara, Nano, Mónica, Chiara, Jose M. y el que os lo cuenta (David V.).

Día 26, viernes.

    Llegamos todos a la zona, nos acomodamos, repartimos trabajos para el día siguiente y hacemos los grupos. Cenamos, charlamos, unas bebidas revitalizantes y al catre que mañana es día de EXPLORACIÓN (y había ganas, muuuuuchas ganas después de tiempo encerrados en casa por el p$#% COVID).


Día 27, sábado.

    Dos grupos. Por un lado Pascu, Sancha, Nano y Cámara van a terminar de topografiar un ramal del Pozo Maricarmen que encontraron los más nóveles en sus primeras salidas de prospección. 

- Relato de Pascu- Después de un duro y largo confinamiento en nuestras casas, por un maldito virus, los espeleólogos del grupo Proteus volvemos a las exploraciones con mas ganas que nunca, de volver a las estrecheces, recordar lo que era el barro en nuestra piel…
Empezamos por reunirnos el día anterior para repartir material, tareas y realizar los diferentes equipos. A nosotros en primer lugar nos toco revisar una ventana que se encuentra en el pozo Maricarmen. Así que amanecimos el sábado y marchamos a la búsqueda del pozo Maricarmen. Tras un paseo por nuestra preciosa zona de exploración llegamos al pozo. Allí nos preparamos y decidimos que yo(pascu)y nano instalaríamos el pozo hasta la ventana, mientras Cámara y Sancha se encargaban de la topo. Tras realizar la instalación y llegar a la ventana rápido se vio que la ventana unía con los pozos verticales, se nos acabo la aventura por el momento.
Mientras Nano y yo desinstalábamos, Sancha y Cámara fueron a realizar la topografía de otra entra al pozo para dejarlo unido.
Una vez terminado nos reunimos con el otro grupo de trabajo (David, Cristian, Gorka, Chiara y Mónica) para comer con ellos y continuar marcando bocas para revisar al día siguiente.

    El otro grupo, formado por Gorka, Mónica, Chiara, Cristian y David V. vamos a la misma zona donde encontramos varios calcetines que instalamos y topografiamos. Nada interesante salvo Gorka Desobstrucciones, S. A. Si les das una maza el solito te hace la cueva…

Día 28, domingo.

    
    De nuevo dos equipos.
    En un equipo iban  Gorka, Chiara, Mónica y David V. El olfato y la vista de estas chicas nos llevan a una gran dolina con dos entradas. Se entra y topografía la entrada más evidente de las dos. Dejando la otra lista para el día siguiente. Cabe destacar que había aire, olía a cueva,… Que alegría nos dio sentirlo.

    En el otro equipo estuvieron Nano, Sancha, Pascu, Cámara y Cristian.

- Relato de Pascu - Una vez levantados, desayunamos y nos ponemos en marcha de nuevo. Tenemos ganas de bajar y descubrir que nos deparan las nuevas bocas que marcamos el día anterior. 
Llegamos al punto y nos dividimos, mientras Cámara, Pascu y Nano instalaban una torca (1402), que bajaría unos 7 o 10 metros, Sancha y Cristian fueron tipografiando otra cueva que se encontraba cercana.
Cuando se termino el trabajo de los 1402 marchamos a la cueva donde se encontraba Cristian y Sancha. Esta cueva la 1314 era bastante curiosa, bajabas una dolina y entrabas en ella, continuaba descendiendo de manera progresiva hasta encontrar un tuvo descendente que daba justo a P15. Salíamos del tuvo estrecho justo a caer al pozo, pero si estirabas la pierna salías a una repisa y dejabas el pozo abajo. 
Tras terminar la cueva realizamos búsqueda de mas torcas y nos reunimos con el otro grupo para volver al campamento base.

Día 29, lunes.      

                Hacemos dos equipos. Por un lado se van Cámara, Sancha y Pascu a la zona del Mazío a terminar unos pequeños calcetines para dejarlos finos con su topo con disto, etc.

- Y otro relato del Pascu - Comenzamos la mañana con un buen desayuno y nos despedimos de nuestros compañeros ya que notros hoy volvemos para casa y ellos se quedan. Para aprovechas un poco el día nosotros nos dirigimos a otra zona a revisar unas torcas que se encuentran cerca de la carretera.
La primera torca que encontramos nos sentó muy mal para estómago, nos encontramos una cabra muerta dentro que hizo imposible la bajada. Continuamos subiendo en busca del resto de torcas. El avance fue difícil porque había mogollón de maleza y zarzas lo que nos impedía movernos cómodamente. Conseguimos encontrar otras 3 torcas más. La primera que encontramos se encontraba en una zona de caliza muy rota en la que se abrió una apertura que daba a un pozo de unos 5 metros y terminaba en un meandro que se cerraba. La segunda torca estaba en una dolina, era cueva estrecha y con una estrechez inmunda al final a la cual entro Cámara para tirar los puntos de topo y vale. La 3 cueva era un agujero enano en el suelo, por el entrabas 5 metros y terminaba. Después de dibujar y recaudar los datos nos retiramos para casa.

   En el otro equipo van Nano, Gorka, Cristian y David V. a topografiar la segunda entrada de la gran dolina del día anterior encontrada por Chiara y Mónica. Se baja, hay aire, pero está pisado. Se realiza la topografía. Al llegar al final, se estrecha y no nos permite la continuación. Queda pendiente un ramal a media altura en la entrada que será revisado a posterioridad, con la seguridad de que es un puenteo en altura a un pozo al que hemos llegado por abajo.

Día 30, martes.

    Quedamos menos (la gente trabaja y tiene vida, esto de sufrir lo hacemos de gratis, si nos pagasen por ello no iríamos, tenedlo claro). Así que nos planificamos Cristian, Gorka y David V. para terminar un par de calcetines que quedan con su correspondiente topografía.

Día 1, miércoles.

    
    Quedamos dos, Gorka y David V. Y encima yo tengo que estar localizable. Con esto trazamos un plan para aprovechar el día por fuera. Se encuentra un calcetín que terminamos llamando “Cueva la Polla” gracias a las dotes artísticas de Gorka. Un par de simas sin interés, un buen paseo y terminamos el día mirando accesos para posibles campañas futuras desde la cabecera del valle. Cuevas no hemos encontrado, pero al menos hemos aprovechado el día.

Día 2, jueves.

    Se reincorpora Nano, ahora estamos 3, pero yo sigo teniendo que estar localizable. Hacemos tiempo, almorzamos unos huevos con patatas, chorizo y jamón en Bustablado y llega la tan ansiada llamada. Acabamos las ricas viandas que nos han puesto en Casa Marcos Restaurante – donde siempre nos tratan de maravilla – y nos vamos a realizar una escalada pendiente en una cueva que tenemos cerca.

  
    Instala Nano, David V. topografía y Gorka al Disto. La escalada termina siendo un pasamanos en altura lo que hace que vayamos bastante rápido. Aquello parece un queso Gruyère. Está cerca del sifón terminal de la cueva y cada agujero que hay según progresamos da directamente al agua. La zona está descompuesta y llegamos al final de lo evidente dejando alguna incógnita por mirar. Aquello está lleno de derrumbes con bloques y piedras de considerable tamaño y bastante inestable. Habrá que volver con más tiempo para ratonearlo bien y topografiarlo. Como nos quedábamos sin tiempo decidimos salir dejando instalada la sección para una futura visita.

Día 3, viernes.

    Llegan refuerzos, se nos unen Sancha, Cristian y Pascu. Así que los 6 nos dirigimos a una zona conocida y realizamos algunos trabajos pendientes como marcar algunas bocas, retomar coordenadas con el GPS y se localizan un par de sitios interesantes para el fin de semana.
    
    Una torca de casi -100 que se quedará casi acabadas en los siguientes días y una entrada con mucho aire pero bastante peligrosa por lo inestable del sitio y la cantidad y CALIDAD de los bloques. (Calidad extra súper, menudo tamaño… Menudo miedito. ¡Y cómo se movían!)

Día 4, sábado.

    Llega toda la tropa, es el día que más gente vamos a estar en la campaña, así que aprovechamos para hacer 3 grupos.

    Equipo JA: Jordi y Cristian se van a la entrada con aire muy frío y que huele a cueva que se jode.

   - Relato de Cristián- Entrada a la torca del viento.
Después de más de un año, que había entrado Jordi Carretero con otro compañero, esta torca no se había vuelto a revisar.
Cristian Sampedro y Jordi Carretero iban a entrar, una entrada rápida y fugaz para ver cómo quedó el tema y como estaban las instalaciones y la cuerda,  ya que tenía muy buena pinta, aire frio y olor a cueva. Además está en zona cercana a cuevas más interesantes, y andábamos por esa zona realizando otros trabajos. 
Llegamos al punto donde se quedaron los trabajos la última vez y avanzamos algo más, a unos 20 minutos de la entrada, hasta un meandro desfondado, de unos 10 metros, con muy buena pinta, que además se veía continuación. La corriente de aire era exagerada en esos puntos, se quedó montada la cabecera con varios metros  de cuerda para la próxima entrada.
Al salir disfrutamos del precioso día que hacía y picamos algo por la zona de exploración.

    Equipo “elección papal”: Nano, Sancha, Pascu y Gorka se van al -100.

- Y Pascu terminando - Hoy ultimo día de exploración, para este ultima día tenemos dos trabajos, mientras Jordi y Cristian entrar a revisar una nueva cueva encontrada de la que sale muchísimo aire frio, mientras Sancha y Gorka se van a instalar una torca de los franceses que tenemos que revisar. Sancha y Gorka llegaron hasta -85 metros de profundidad y dejaron la torca instalada para a posterior revisar varias ventanas. El equipo de Cristian y Jordi bajaron unos 20 o 30 metros y encontraron continuidad a la torca para venir a posterior a continuar explorando. El resto del equipo marco alguna torca mas por la zona y ayudo a los equipos dentro la cueva. 

Tras estos dos últimos hallazgos damos por terminada la campaña de exploración de verano y con ellos una semana de experiencias inolvidables. 



    Equipo “wannabe”: Los más novatos – Chiara, Mónica, Jose M., Alejandro y David V. – nos vamos a terminar de revisar el ramal de la segunda entrada de la dolina y revisar algunas cosas más por la zona. Terminamos de revisar el puenteo, que efectivamente iba al pozo al que habíamos accedido desde abajo y dejamos pendiente una ventana colgada en el otro lado del pozo por falta de experiencia en estas lides. 


    Revisamos un meandro desfondado y descendente cercano a la zona de la gran dolina quedando pendiente ir con disto para realizar una topo.

Día 5, domingo.

    Día para recoger, limpiar y organizar material. Como siempre, perdemos algo de material (no seríamos nosotros si no lo hiciéramos). Comentamos las jugadas de los días pasados. Nos reímos hasta hartarnos y nos vamos a comer al camping Lunada. Allí deleitamos las ricas viandas y bebidas varias y después de los cafés y las despedidas (sin abrazos, sin chocas las manos, qué mierda esto del COVID) nos vamos cada mochuelo a su olivo a la espera de poder volver a disfrutar de esto que nos apasiona y nos une.
 

“Entre las angustias de los días que siguieron está el mayor de los suplicios: la inefabilidad. Jamás podré explicar lo que vi y conocí durante esas horas de impía exploración, por falta de símbolos y capacidad de sugerencia de los idiomas.” – Howard Phillips Lovecraft –